Perturbación – adaptación: la curiosa historia de un alumno de nuestro posgrado

Perturbación – adaptación: la curiosa historia de un alumno de nuestro posgrado

Probablemente cuando Yani Casteluccio se inscribió en el Posgrado de Alta Dirección en Agronegocios y Alimentos, no imaginaba que debería atravesar una serie de cambios y adaptaciones a la par de sus clases. En ésta breve entrevista te contamos su curiosa historia en el marco de nuestro programa:

 

ENTREVISTA A YANI CASTELUCCIO, ALUMNO POSGRADO MENSUAL 2020 (VIRTUAL)

*¿Que te motivo o cuales son las expectativas de hacer el Posgrado?

Una de las cosas que más me motivaron, además de las ganas de seguir capacitándome en lo profesional, fue la de tener un compañero en Advanta semillas que lo venía haciendo el año pasado también y donde la estaba cursando mensualmente los viernes y sábados. Me juntaba por ahí los lunes, martes con él y me comentaba de las cosas que se están viendo en el posgrado, y que se me prendió la chispa de anotarme, de hacerlo así que fue una recomendación muy buena que me hizo. Además, tenía ganas de empezar algo y no me decidía muy bien entonces creo que cuando empecé a ver lo del posgrado me gustó mucho. Las expectativas son de desear completar mi formación, adquirir conocimientos, estar en contacto con otros profesionales o que estén en el rubro. Lamentablemente, por el contexto en que se nos dio, el trato mano a mano con los compañeros o profesores y demás no es el mismo en una sala virtual, pero una de las principales cosas también era eso. Creo que en el momento en el que estamos, estar en contacto con gente del rubro ayuda mucho al crecimiento.

* ¿Dónde comenzaste a cursar y cuales fueron tus sensaciones de ese comienzo a distancia?

Comencé a cursar la primera clase en México, porque volvía de mis vacaciones y tenía una escala ahí. Me había puesto en contacto con Fernando y con Lucas, les comenté mi situación en donde quizás no podía conectarme. Por suerte lo pude hacer y comencé a cursar desde ahí. La realidad es que creo que todos teníamos muchas ganas de estar en un aula juntos, compartiendo un mate, una charla cara a cara con los profesores y compañeros. Es una sensación rara, extraña. Yo, más que algún otro curso o reuniones por trabajo, no había utilizado este medio virtual, pero bueno ahora uno ya se fue amigando e incorporando. Es una sensación rara además por estar tan lejos y, estar siempre especulando cuándo va a ser el regreso eso es lo que, estando distancia, lo que más me costaba; no saber cuándo iba a volver. Por eso cuando les mande el mail tenía miedo de perderme la primer clase, porque tenía esperanzas de estar volando para Argentina pero no….estaba empezando a la cursa desde allá. Me ayudó muchísimo la lectura y la cursada para poder pasar el tiempo, además del trabajo.

* ¿Cuándo volviste estuviste en cuarentena? ¿Cómo fue tu regreso al país? ¿Te sentiste acompañado?

Cuando volvimos, estuvimos en cuarentena si. Llegamos desde Ciudad de México a Ezeiza, desde ahí nos trasladaron a un hotel en el centro de la ciudad de Buenos Aires, en el cual estuvimos unos 7-8 días. Nos realizaron el hisopado y luego, al otro día, te enviaban a seguir realizando la cuarentena en tu casa. En el caso de que tu resultado fuera positivo te llamaban, pero sí era negativo no te avisaban. Cuando terminabas la cuarentena, post viaje, si eres un trabajador esencial tenías la posibilidad de salir “normalmente” a realizar tus tareas, y si no lo eras tenías que seguir haciendo cuarentena como hasta ahora. Con respecto al regreso al país, nosotros teníamos vuelo por AeroMexico y también habíamos comprado, obviamente por la desesperación de querer volver, otro vuelo por Latam. Dependiamos de un llamado de Latam sobre “vuelos especiales”. Se llamaba así porque los vuelos que no salían con la frecuencia normal. Nos llamaron dos días antes diciendo que teníamos vuelo por Latam, en el cual regresamos al país.

Me sentí acompañado por mi familia, por mis amigos, por la gente que estaba alrededor mío. Estaban todos muy pendientes de qué pasaba, tratándome de ayudar en todo momento. No así con el consulado y con la embajada ni con ninguna institución, porque nunca hubo un llamado, mensaje ni respuesta de mails.

* ¿Hubo cambios en este tiempo además de lo virtual, el viaje y demas?

Hubo muchos cambios en este último tiempo. La realidad es que empecé mi primera clase del posgrado en Ciudad de México; la segunda fue en Ciudad de Buenos Aires, y la tercera fue en Carlos Casares. Esto se debió primero a quedarme varado allá y luego porque en Buenos Aires estaba trabajando para Advanta semillas, una empresa que tiene oficina central en Ciudad de Bs As. Yo estaba viviendo en Bs As desde hace 14 años y surgió la oportunidad de un trabajo en el interior. Yo soy de 25 de mayo y tenía muchas ganas de empezar a regresar para el interior. El trabajo surgió en Carlos Casares en Grobocopatel hnos, me vine para el interior. Ahora estoy viviendo acá así que por eso te digo que hubo muchísimos cambios en este último tiempo, en cual me tuve que adaptar a ciudades nuevas, compañeros nuevos, trabajo y casa nueva, así que todo un desafío. Además de todo esto, el hecho de seguir con el posgrado. Espero que la vuelta a clase la pueda seguir haciendo desde Carlos Casares y que no aparezca otro imprevisto y deba hacerlo por otro lado.

* ¿Que rescatás de esta metodología y que sentís que te falta?

Rescato de esta metodología la forma en que se dictan las clases. Creo que el formato virtual es lo que nos impuso esta pandemia, en la cual nos tuvimos que adaptar a estos cambios. Esta metodología está buena, se hace muy fácil entender, es muy dinámica la clase, y se puede escribir, chatear con los profesores . Con respecto a lo que falta, para mí es clave el contacto en el aula, el compartir momentos, tal vez en algún recreo sacar otros temas, reuniones o sacar otros temas por afuera de la cursada. Eso es lo que se extraña y lo que falta. En lo que respecta a las clases, me parece que no le agregaría ni le sacaría nada, ya que se dictan de una forma muy amigable y que sea adaptan al contexto en el que estamos viviendo .

* ¿Que rol pensás que cumple la tecnología/virtualidad en esta pandemia actual?

Hoy el rol de la tecnología para mí es fundamental. La realidad es que muchos no estamos muy acostumbrados a utilizarla, ya sea para trabajo, reuniones, cursadas o para lo que fuera necesario, pero me parece que llegó para quedarse. Nos tuvimos que adaptar de lleno a los cambios, no sólo en la aceleración de los procesos gracias a la tecnología sino también está para ayudar a capacitarnos, entonces cumple un rol clave.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *